” Aquí llega el sol …”

Finalmente la tormenta se metió en el Atlántico como con verguenza, pasó sus días con algunas penas y sin gloria , dando paso a una linda tarde soleada que los costeños supieron disfrutar usando todos los elementos, aire con los parapentes cada vez mas variados, expertos y coloridos.

Agua, con surfistas cual delfines trepados al lomo de la ola marrón y espumosa de fin del invierno.

La tierra y la arena sintió el rasguño de los perros que escarbaron hasta cansarse buscando la osamenta de pescado y crangrejo sirí.

El fuego lo puso una incipiente comparsa del remanso de Neptunia que levantó estandartes al poniente con humo,trueno y risas.

Así promedia Agosto aventando las tormentas al menos por unos días.

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *