Minas … entrepiso de cielo y tierra

Volver  a Minas expone al viajero a una curiosa experiencia de no saber si se sube o se baja, si se va o si se viene e incluso a la vertiginosa sensación de no entender donde quedan el cielo o la tierra.  Es que tumbado en la ladera de un cerro contemplando el horizonte rugoso y dentado, solo una referencia es clara, la gravedad que todo lo puede, que todo georeferencia y lleva a su centro de manera implacable.

Volvimos a hacer la ruta 8 pasando obligados pero a gusto por Solís de Mataojo, capital de la bota criolla me atrevo a postular y del buen talabartero.  La ciudad de Eduardo Fabini y Juan Capagorry ahora también tiene letras como las que casi todas las localidades han incorporado a veces a forceps aún  cuando no es obligación y a menudo tampoco necesario.

Es de esos pueblos que se imponen de por si , por su historia, su acervo y su huella determinada de camino a la sierra. Solís de Matojo tiene su iglesia austera casí jesuítica con un portón de madera que invita a pasar y entonar un salmo en latín aún desde el ateismo mas devoto.

Capagorry y Fabini están inmortalizados en la fachada de la casa de la cultura que los  muestra con orgullo tal y como ellos comprendieron a su pueblo.

A poco de reanudar la ocho camino a Minas, un cartel señala la ruta 81 y Aguas blancas a 20 km , un paraje donde existe una represa que sirvió para riego de predios hortifrutícolas y que recuerda los antiguos montes de frutales franceses en las laderas de Los Alpes.

La presa retiene agua del arroyo que mana del corazón de la sierra y la vuelca mas  sonora por estos días lluviosos. En el embalse se puede uno  bañar , valiéndose de escaleras tipo piscina dispuestas a tal refrescante fin.

El camping municipal es tranquilo como para comer un asado,pasar el fin de semana ” tirando un liñazo” o mirando el hombligo de la cuchilla que tan evidente y atractivo resulta.

Unos poquitos kilómetros mas adelante se encuentra el convento católico que si bien no alberga mas a las hermanas de la Inmaculada Concepción, se utiliza para reuniones y retiros de grupos religiosos de distíntas ordenes.

El lugar es increíble con un canalón que lleva  el arroyo Mataojo unas cuantas cuadras mas abajo para hacer correr aguas ” blancas” no transparentes , blancas,propias de los minerales de su consistencia.

También allí el ruido ” blanco” de su cascada quita los estreses y los tics de todo  neurótico ortodoxo, fiel o protestante.

Destacamos que el lugar es un predio privado en el que pedimos permiso y gentilmente se nos permitió pasar.

Llegar a la ruta panorámica 60 por la 81 se convierte abruptamente en una aventura aparte porque el camino que en general está bueno y transitable pierde su asfalto como un lagarto su cola y da paso a una alfombra de tosca compacta que en sus curvas está carcomida por el agua que lastima las pendientes y raro sería que no lo afectara.

Entrando luego por la 12 a la que le están haciendo un intercambiador de gran porte para conectar con Maldonado y mejorar el acceso, se puede ver la entrada al Valle del Hilo de la vida, un predio privado al que se accede coordinando y es de pago. El destino se ofrece como un refugio energético muy particular en el que los péndulos nunca adquieren la perpendicularidad y al parecer las almas se alínean a la energía creadora y en permamente expansión que alguna vez imprimió el Big Bang.

Minas se muestra siempre movida, vital, acaso por estar en la intersección de rutas de paso para otras ciudades importantes o porque cada vez cobra mayor atractivo su turismo, pero allí está servicial, empalagada de alfajores que derrochan dulce de leche y tradición como la sierra su agua.

Artigas , el protector de los pueblos libres adusta aún mas su gesto de raices españolas, aquellas a cuyos vástagos combatió hasta la muerte y libertad o viceversa.  El cerro de Artigas lo muestra  en versión mas común a su inherente tarea de hacer patria a caballo, en la imágen ecuestre mas grande concebida en suelo oriental.  Los soles le doran las cienes a él y a su cuadrpupedo “tostado” demarcando en su rostro ángulos filosos y reflejando en el suelo lo aguileño de su nariz.

Desde allí, lugar de fogones que celebra su fiesta ahora en Octubre se vé como se pone el sol atrás del Verdún , pero sus casi 300 metros nos permiten llegar a escalarlo aunque parezca que la noche será muy negra en pocos minutos. ” No es dificultad mayor” como dice rubito, “llevando firme la rienda ” me les fuí por rumbeador.

Pasando la activa y ruidosa cantera de piedra otra vez sobre ruta 8 se entra al camino que lleva al Verdún , una portera indica el horario de la capilla con cierre a las 18 horas del que estaban pasado 28 minutos pero la idea era recorrer las estaciones que el mismísimo Jesucristo hizo con la cruz en el hombro, sin caer dos veces y sin el mismo destino. El camino es árduo por lo impinado ,las veces recuerda al calvario y hasta una blasfema al romano imperialista se puede proferir.    Pero no , todo ímpetu se esfuma frente a la mismisima María sin pecado concebida que comienza su sueño en la cima, a la que solo una aureola  del sol muerto da lumbre.  A sus espaldas un balcón con la vista mas hermosa al oeste de la sierra y al poniente, los grillos tímidos rascan el silencio un poquito nomás  como para saber que aún estas en tierra.

La noche minuana de un  domingo reune a su gente en la plaza , de las mejores iluminadas que hemos visto en todo el país, lejos ,por su diseño urbano moderno y combinación con lo antiguo. La iglesia que está un poco mas allá y la une a la plaza una callejuela graciosa y semi peatonal ,se muestra resplandeciente con ornamentos sobrios, campanario decoroso y pintura en consecuencia.

El olor de la calaguala a la tardecita es casi tan bello como el vuelo de los cuervos en la laguna a la que dan nombre, como la suave caricia que da el viento a los ombúes del Arequtia en cuyo vientre empedrado  y como todo el mundo ha podido comprobar se esconde la noche a desempolvarse la nariz y lo mas bajo del escote.

 

La Zona Este del país lanzó recientemente su temporada conjunta y la sierra no es solo una opción mas en los sucesivo, se incpororará a la oferta de costa y preferentemente de todo el aó.

Recientemente hablamos con la intendenta de Lavalleja Adriana Peña quien nos contó  mas sobre la propuesta …  Escuchá aqui …

 

 

Mirá toda la galería de fotos, tocá en la flecha para correrla …

 

MINAS 2017

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *