La gente perdió a Omar…

…Pero Omar no se perdió a la gente, se la llevó toda en el corazón y de seguro la va sembrando al boleo en su paso de gigante. Volverá en flores, en esencias de esta primavera que nace.  Perdimos al periodista que encontró una fórmula sencilla , tan chica que se pierde entre los bolsillos como una miga de pan y entre palabrerío que se escupe sin sentido en los debátes estériles… la de escuchar al otro, preguntarle que le pasa, si está bién, si quiere decir algo.  Tuve el gusto de trabajar algunos años con el flaco Omar Gutierrez de discutir con él, cosa poco recomendable y que después con usa sonrisa o un gesto me despejara la calentura como quien quita una pelusa de la solapa. Así fué Omar , intenso, rico en saberes esenciales de la gente de este país, de fijarse en lo que nadie mas se fija, de estar en los detalles.   Se lo criticó por dar oportunidades a todos los que podía, de ser berreta por promover lo popular.

En el recuerdo de Omar, me planteo una humilde reflexión , que queremos de la comunicación ? Como queremos comunicar ? Cuanto escuchamos las respuesta de quienes interrogamos?  Cuanto nos importa lo que le pasa a la gente, lo que piensa realmente, lo que siente, que esperanzas tiene, que sueños , que deseos, que frustraciones, que dolores? .  Omar no impostó , fué … no dijo que iba a ser … era. Omar  es  como esos árboles podados a final del invierno con gajos chorreantes de savia que de arrimarlos a la tierra prenden y echan raices rápido, llenó de vástagos este país, periodistas, artistas, activistas sociales y hasta un televidente que le seguía tanto los pasos que se convirtió en ” el colorado de Omar Gutierrez”.

Como dice Abel Garcia ” Mi gente sueña sueños sencillos , un ranchito allá en el barrio , bien cerquita del vecino, ” los gurises en la escuela aprendiendo de lo lindo” ” … Pero hay gente que en mi tierra todavia no entendió que con muy poquito alcanza pa vivir con esperanza, alcanza con que se pongan  la mano en el corazón”.  Esa es la fórmula Omar, sin panelistas que hablen con venas  las yugulares hinchadas, sin réplicas maliciosas en la redes sociales, un mate, un poco de tiempo, ganas de conversar, silencios, reflexiones voz y palabras firmes para que se sienta lo que uno quiere decir, ” de igual a igual, de par en par”.

 

Hasta siempre cabeza !!!

 

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *