Muerte de delivery en la costa revela difícil realidad

El lunes por la noche un joven delivery de Shangrilá murió atropellado por un automovilista que hoy está declarando ante la justicia. El trabajador tenía el día libre pero un compañero le había pedido que lo crubriera cuando fue arrollado por el auto que según testigos vendría a una velocidad importante.

El Sindicato Único de repartidores y su representante en la costa Federico Rubino , además de lamentar la muerte de su compañero, narró la difícil situación de este servicio.

«Además de la inseguridad por los robos, las inclemencias del tiempo está el tema del tránsito» , «la gran mayoría de los compañeros no tiene las motos en condiciones, al ganar tan poco es difícil , control no existe ninguno salvo algún patrón que controla las motos antes de tomarlos. Con solo tener una libreta y una moto ya podemos trabajar» aseguró el dirigente.

«El sindicato va abordando de a poco los temas, queremos que nos tiendan a profesionalizar , que se exijan mejores motos y libretas con mayor grado , con un sueldo de 100 pesos la hora es difícil tener todo en condiciones»

Los deliverys tienen distintas modalidades de contratación, por aplicaciones, contratados directamente por las casas y cadetería o tercerizados» , » el que terceriza busca pagar lo menos posible»

Escuchá entrevista …

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *