Club Marindia abandonado, vandalizado, saqueado y a la espera de rescate

Entre el cielo y el mar rodeado de médanos blancos, gigantes contenidos por pinos, acacias que peina y despeina e viento sur, esta el Club Social de Pesca de Marindia, hoy abandonado, saqueado y con visible daño, especialmente en su techo, un particular entramado a dos aguas con placas armadas montadas sobre tirantes de madera con un cielorraso derruido en el que viven hormigas y algunas palomas.

Se trata de una obra del arquitecto modernista Rafael D Pérez Harispe cuyo nombre luce con letras metálicas en la entrada derruido por el salitre y restos de las tantas pinturas multicolores que ha recibido el ladrillo expuesto.

Imaginarlo remozado, con cancha de fútbol, un escenario iluminado, un gran salón con ventanales al mar y una barra bien servida con las que alguna vez contó y de lo que quedan vestigios, no es difícil. Está en un enclave perfecto, bastante abrigado de las sudestadas, con dos entradas a la playa una mas plana y accesible que la otra y que en verano suele ser de las mas visitadas, por linda, por cómoda para estacionar muchos autos y por tener además un bosque de pinos de sombra inigualable cuando el sol raja.

https://fb.watch/58bUUSgNuD/

Buen pesquero de borriquetas ,pejerreyes y lisas en una playa relativamente calma y llena de «muertos», (cabos enterrados con una bolsa de arena, donde se atan las redes y los espineles) según nos contaba el último habitante del gigante en ruinas, un veterano pescador que vivía en las instalaciones y hasta hace no mucho veíamos entrar «hasta mayo por lo menos «unos diez o quince metros en el mar a buscar la pesca del día con un atuendo surfista de neopreno gastado por los años. Desde hace un tiempo ya no está en el lugar, ni tampoco sus inseparables perros que custodiaban celosamente el lugar.

Han destrozado las ventanas a pedradas, robado materiales, quemado objetos plásticos adentro, comprometiendo la frágil estructura del techo.

Consultamos al alcalde de Salinas Oscar Moreno y nos contó que «se está en averiguaciones para conocer los detalles de pertenencia del predio» estar al tanto de las situación de vandalismo que sufren en general los espacios públicos.

«Está dentro del proyecto de reestructura de todos los paradores de la faja costera, estamos en la etapa de averiguar el historial del predio a quien fue concedido, tenemos 3 proyectos para el lugar. «En el momento en que fue liberado por parte de la personas que ocupaba el lugar y ya tenía bastante deterioro». «Queremos saber si hay concesión vigente o si ésta caducó, la propiedad del predio y demás detalles».

«Lo que hoy hay, son proyectos de nucleamientos de vecinos u organizaciones sociales, hasta no tener toda la información no los vamos a tratar a fondo» explicó el alcalde.

«Desde ya se descarta que vaya a ser tirado abajo, sabíamos que el techo estaba en malas condiciones y mucho para hacerle» agregó.

El club Marindia se mimetiza con el paisaje aún así como está, es el último rincón de la ruta 10 canaria que hasta el lugar está pavimentada, tiene dos entradas y que por lo empinado del terreno y su consistencia de tosca, las lluvias torrenciales, socaban en su corrida desesperada buscando el mar.

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *