Dueños de residencial en la costa procesados por abusos a los internos

Dueños de residencial en la costa procesados por abusos a los internos
Compartinos

En un residencial ubicado en las calles Río de Janeiro y Río Paraná, se denunció que los residentes estarían sufriendo abusos por parte de los propietarios, según consignó la Policía de la seccional 18 en Ciudad de la Costa.

Desde Salud Pública se indicó a Soldeleste que «nunca llegó la denuncia, el médico que controla a los pacientes sigue en funciones». Desde el punto de vista sanitario el local «fue inspeccionado por un forense», de acuerdo a la evaluación primaria, «estaba todo bien» indicó nuestra fuente.

«La continuidad asistencial a los pacientes del residencial está asegurada y desde el punto de vista social, la alimentación garantizada» señaló.

Según se nos confirmó desde Salud Pública, no se ha determinado el cierre del residencial que sigue funcionando bajo supervisión técnica sanitaria.

Procedimiento para clausura

El Ministerio de Salud Pública hace el apoyó técnico a través del Departamento de Ancianidad, dependiente del a Dirección General de Salud. Después del fallo de la justicia se trabajará en un «cierre cautelar» luego del trámite administrativo. El paso posterior es pedir la clausura y «el MIDES contacta a las familias para que los vengan a buscar o en su defecto es propio MIDES quien los debe realojar».

Desde el MIDES, la Directora Departamental Maricarmen Suárez se excusó de dar mayor información que es de carácter «reservada».

Se descartó de plano que no hubiera lugares para llevarlos como trascendió y por lo que pudimos saber, habría una disponibilidad de 35 cupos.

Esuchá audio con reporte de Policía Alejandro Ferreyra

Procedimiento y nombres.

«Tras investigación mediante se realizó un allanamiento en el lugar, contando con la presencia de la Fiscal Dra. Busich y personal de la Unidad de Víctimas de Fiscalía, el apoyo de la Jefa de la Comisaría de Violencia Doméstica y Género de lomas de Solymar, Médico Forense, personal del Ministerio de Desarrollo Social y Ministerio de Salud Pública».

En el lugar se detuvo al dueño Miguel Ángel PEIRANO COYTINHO de 65 años de edad (poseedor de un antecedente penal por el delito de apropiación indebida), y una mujer de 69.

Fueron incautadas las historias clínicas de los pacientes, por otra parte el Ministerio de Salud realizó una inspección general de la documentación en conjunto con funcionarios del MIDES.

Para la mujer se dispuso la «condena por un delito continuado de abandono de niños y de personas incapaces, y un delito de actos de odio, desprecio o violencia contra determinadas personas en régimen de reiteración real, debiendo cumplir la pena de 20 meses de prisión en régimen de libertad a prueba; en tanto PEIRANO COYTINHO fue condenado a la pena de 15 meses de prisión en régimen de libertad a prueba, por el delito de encubrimiento».

UA-46524237-1